La gente estúpida te meterá en problemas

junio 8, 2024
La gente estúpida te meterá en problemas
113
Views

Lo que presento a continuación es toda la evidencia recogida de una situación conflictiva sucedida en el Conjunto Residencial Cerritos Reservado y en la que me he visto implicado sin existir un argumento válido.

Inicialmente pensé en ocultar la información privada que aperece en los chats pero al ser evidencia no lo haré y al estar este post protegido con contraseña, dicha información estará segura de no ser vista por personas no autorizadas.

Escribo esta publicación porque una persona de las involucradas en el proceso me etiquetó como CÓMPLICE  de algo e incluso amenazó con llevarme a las autoridades. Por lo tanto proceso a recolectar la evidencia más relevante de que dispongo, no es toda pero obvio otra que no considero definitoria.

Mayo 9 de 2024

Todo inicia el 9 de Mayo de 2024 cuando una vecina me contacta a través de WhatsApp para consultarme si es posible que le de acceso al grupo de mascotas de Cerritos Reservado (el cual yo creé y se llama La Manada).  En ese momento me encontraba ocupado en una reunión de trabajo pero cuando me desocupé contacté a un grupo de vecinos (mis amigos) para validar que la conocieran y uno de ellos me confirmó que vivía en el bloque 4 por lo que procedí a darle acceso al grupo de mascotas.

El procedimiento que estábamos usando en ese momento era presentar al vecino o a la vecina ante la comunidad e invitarlo(a) a que presente a su mascota y así se hizo.

Nota | A esta persona la registré tal y como aparecía en WhatsApp, o sea, Carolina Agudelo y le sumé los datos que me había suminitrado, o sea el número del apartamento y el lugar, o sea Cerritos Reservado. Esto lo hago con todos los contactos de mi lista de contactos, para saber rápidamente de dónde conozco a las personas.

 

Audio 1

Seguido la vecina me informa que está interesada en que le de clases de tenis porque le recomendaron que hablara conmigo. Efectivamente yo llevo casi dos años entrenando gratis a mis vecinos y le explico que en la actualidad entreno solamente a personas que yo escojo y el criterio es que tengan un proyecto serio.

Audio 2

A la vecina yo le envié un fragmento en video de un entrenamiento en el que yo me entreno a mi mismo y un fragmento de un entrenamiento a Daniela para que vea los resultados que hemos logrado.

Ella luego me responde que le encanta mi trabajo y yo le doy las gracias. La conversación no pasó de allí y jamás volví a hablar con esta vecina. Yo jamás busco a alguien para hacerle un favor, cuando alguien me pide un favor busco ayudar en la medida de las posibilidades. Al ver que la vecina jamás volvió a contactarme para el tema del tenis, yo dejé todo como había quedado.

Mayo 24 de 2024

El 24 de mayo de 2024 una persona que me aparece registrada como Carolina Agudelo me contacta por WhatsApp, sin ningún tipo de presentación ni saludo, algo que deja ver que hay muy poca educación.

La imagen anterior es la captura de pantalla de su primer contacto en donde usa la palabra USTEDES. Particularmente no entientendí por qué usó la palabra USTEDES pero más adelante me dí cuenta y lo explico.

Las siguientes imágenes y audios son un bombardeo de información que esta persona (a la que no conozco de nada) me expuso en un rato a través de WhatsApp. Los audios los relaciono cronológicamente en la parte inferior de este apartado.

Esta persona, como se puede ver en las capturas de pantalla superiores me comparte de otras fuentes de información (grupos de WhatsApp) comentarios de personas que no tengo idea quiénes son porque no aparecen nombres.

En el audio anterior claramente se nota que esta persona tiene miedo de algo, de que esta persona revele algo que según ella es personal y que se comunica desde una óptica de falsedad. Hasta ese momento la persona a la que ella se refiere no ha entrado al grupo de la Manada (el grupo de WhatsApp que yo administro) a amenazar ni a revelar información personal de nadie por lo que esto, para mi, que me encuentro en medio de mi jornada laboral trabajando, es un problema entre dos vecinas que no me compete.

Esta señora habla tan mal y no hila una idea con otra que no se le entiende bien lo que quiere expresar.

Acá esta señora menciona a Felipe Rayo que es otro vecino que administra otro grupo de WhatsApp, vecino al que no conozco y con quien nunca he hablado pero que sé que administra un grupo de WhatsApp temático enfocado en Cerritos Reservado. Es por esto que la señora dice USTEDES al principio de la conversación, porque está mezclando cosas en su cabeza.

Yo decidí no responder este mensaje porque considero que es un problema de una señora con otra señora, que no me compete ni a nivel personal ni a nivel del grupo La Manada porque la vecina en cuestión jamás ha usado el grupo para comunicar nada en contra de otra persona. En el momento en que lo hiciera como administrador le daría una advertencia porque el grupo es enfocado en mascotas y no en chismes de un vecindario.

Mayo 25 de 2024 (Grupo de WhatsApp)

Antes de continuar con el análisis es importante detenernos acá para revisar un dato altamente importante. Si se fijan  en el nombre de la primera persona que me contactó al principio de esta publicación, se llama Carolina Agudelo (o así aparece en WhatsApp), que es la persona que solicita que la añada al grupo de WhatsApp y pregunta por las clases de tenis. La segunda  persona que me contacta para contarme un problema personal por WhatsApp, quien es la persona a la que supuestamente están amenazando, se llama Carolina Agudelo y en la imagen de abajo se puede ver que la persona que hace la publicación en el grupo La manada el día 25 de Mayo de 2024, se llama Carolina A.

Durante todo el proceso, la única Carolina que tenía Avatar en WhatsApp era la primera, la de las clases de tenis, las otras dos NO TENÍAN AVATAR y lo pusieron después por lo que era muy difícil diferenciarlas. Cuando tomé la decisión de reconstruir toda la situación cronológicamente, ya las tres tenían avatar.

Yo acá me confundí porque pensé que esta Carolina, la que escribe en el grupo de WhatsApp, es la misma que me contactó para contarme su problema personal pero no era así, era otra vecina distinta. Al no tener avatar y estar hablando de lo mismo, incluso con un color comunicacional muy similar a la otra, lo mal entendí.

 

Una de mis políticas de vida es evitar situaciones de ¨me dijeron¨, ¨es que yo dije¨, situaciones en las que se confronten las opiniones personales de dos personas. Huyo de este tipo de situaciones y mucho más si son temas personales de los demás. Evito involucrarme en chismes relacionados con la vida de otros.

 

Las siguientes capturas de pantalla son las relacionadas con todas las conversaciones que se dieron en el grupo de WhatsApp llamado La Manada, las cuales desembocaron en que yo tomara la decisión de cerrarlo.

En la parte de abajo pondré los clips de audio organizados cronológicamente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mayo 25 de 2024 (Carolina A)

A la par que la discusión se da por el grupo de WhatsApp llamado La Manada, la vecina llamada Carolina A (quien no tiene avatar y a quien he confundido con la segunda Carolina que me habló) me contacta y la conversación se ve reflejada en la siguiente secuencia de imágenes:

En la medida en que fuí avanzando en la conversación con Carolina A me di cuenta que ella no era la otra Carolina Agudelo e inmediatamente procedí a pedirle disculpas. Toda la conversación puede escucharse en los siguientes audios ordenados cronológicamente:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A nivel corporativo, en nuestra empresa, no hacemos videoconferencias con personas que no se dejen ver el rostro a través de la cámara y en WhatsApp en el escenario corporativo no establecemos contacto con personas que no tengas la información de identidad bien gestionada como por ejemplo su nombre o avatar. Este caso no es corporativo sino personal pero revela el por qué lo hacemos a nivel corporativo. Este mal entendido se pudo evitar si las personas tuvieran sus avatares porque el avatar es un indicador visual de identidad y revela parte de la identidad de una persona en medio de una conversación. Es una pésima práctica que genera desconfianza ocultar el rostro en un escenario comunicacional.

 

Mayo 25 de 2024 (Carolina vecina eliminada)

Este proceso fué un tormento para mi porque soy una persona realmente muy ocupada que lidera proyectos para muchas compañías y tener que invertir tanto tiempo en dar explicaciones, defecderme de algo que considero una ridiculez y justificar a los miembtos que se pusieron en contacto conmigo el por qué cerré el grupo, me tomó mucho tiempo y, sobre todo, tranquilidad de mi vida.

Carolina Rodríguez, una vecina que identifico de las caminadas diarias por las zonas comunes de Cerritos Reservado me contacta para consultarme algo y esta conversación, pese a que no es resolutoria en el proceso, también me tomó tiempo y la documento como constancia. Incluso para sumar a lo difícil de analizar la información con tantas Carolinas involucradas en el proceso.

 

Los audios de la conversación quedan relacionados a continuación:

 

 

 

En estos audios yo seguía pensando que Carolina A (sin avatar) y Carolina Agudelo eran la misma persona, aún no había resuelto la ecuación.

Administración de Cerritos Reservado

 

 

Luego de todo lo anterior, para dejar constancia envié un audio por WhatsApp a la administración, que es el primer audio que se presenta a continuación.

 

 

La administración me abrió espacio en agenda y me invitó a conversar. Tal y como se puede leer en las imágenes superiores tenía una agenda muy apretada pero este tema es tan importante que merece dedicarle ese espacio. Grabé la reunión en la oficina de administración porque no tenía idea de qué iba a suceder y me alegra haberlo hecho porque como se puede escuchar en el audio siguiente, Carolina Agudelo (a quien supuestamente la estaban agrediendo) estaba en esa reunión y yo no lo sabía. Fué muy poco tiempo y esta señora no permitió expresar una sola idea completa.

De esa reunión rescato la postura del administrador quien realmente intentó que de la reunión saliera algo bueno pero que al final no se pudo.

 

 

Después de esa reunión fallida le envié un audio a la administración que es el siguiente:

 

 

 

Conversación privada con el administrador

(Mayo 27 de 2024)

 

 

Vecina Magilo (Mayo 27 de 2024)

 

Vecino Pipe Rayo (Mayo 27 de 2024)

Durante todo el proceso me di cuenta que a otro vecino que también lideraba un grupo de WhatsApp para Cerritos Reservado lo obligaron a cerrarlo. Lo ubiqué y le mandé un mensaje poniéndome a su sidposición por si me necesitaba porque este rpoceso ha sido muy angustiante para mi y si algo que pudiera hacer ayudaba para que no pasara por lo mismo, claro que lo iba a hacer.

 

 

Otros datos

Un vecino me envía por WhatsApp esta imagen.

Algunas conclusiones

  • Ya es de común conocimiento y desde hace muchos años, que cuando se entra a un grupo de WhatsApp hay cierta información que se revela, como por ejemplo el número telefónico. Una persona que entra a un grupo de WhatsApp asume esa situación, de lo contrario no debe hacerse usuario de grupos de WhatsApp.
  • Las malas personas o aquellas con malas intenciones o poca capacidad para ¨pensar bien¨ pueden poner nuestros días en jaque.
  • Cuando no estamos acostumbrados a untarnos de mierda y nos sumergen en una bañera hasta arriba de mierda, cuesta trabajo dar orden a las ideas. Particularmente hablé con 4 Carolinas A, 3 involucradas en el proceso y me constó mucho trabajo saber quién es quién.
  • La administración se portó realmente muy bien conmigo al punto en que corrijo en mi mente algunas ideas que tenía del pasado. La vida es movimiento y lo que ayer era negro hoy puede no serlo.
Article Tags:
Article Categories:
Mala fé

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *